DEMOCRACIA

LA NUEVA JUSTICIA Y LA DENUNCIA DE ANDIARIOS Y LA FLIP. UN RECLAMO A MEDIAS DE LOS MEDIOS MAINSTREAM. LOS PRESUNTOS TERRORISTAS.

 

MAHZ 
Por Miguel Ángel Herrera Zgaib*
Antecedentes

En una publicación de El Tiempo, en el diario de hoy, 1o. de julio, en el extremo inferior izquierdo de la página 20, en la división temática “debes saber”, registra una denuncia relevante.

Para contrastarla, luego de la audiencia contra los 8/9 jóvenes en la causa penal por el atentado del Centro Andino, de la que resultó el envío a las cárceles Modelo y Buen Pastor, de los presuntos implicados, según lo dispuesto por la Juez 47 de Control de Garantías. Ocho de ellos, de nueve capturados fueron señalados de perpetrar atentados en Bogotá y Pereira.

La denuncia

Allí se lee, debajo de la foto de Messi y su esposa, “En la llamada boda del siglo”, lo siguiente:

La Flip y Andiarios denunciaron un incremento de las restricciones a los periodistas para poder cubrir las audiencias públicas que se llevan en procesos judiciales en el país.

…la restricción impuesta contraría el carácter público de la administración de justicia…se está menoscabando el derecho a la libertad de prensa, que protege el artículo 20 de la Constitución Política.

El comentario de El Tiempo a la denuncia, precisa lo siguiente:

…los argumentos para impedir el cubrimiento de las audiencias no se ajusta a ninguna de las causales de ley. Estas son poner en peligro a víctimas, jurados, testigos, peritos, demás intervinientes; se afecta la seguridad nacional, o cuando se expone a menores de edad, se menoscabe el derecho del acusado a un juicio justo o se comprometa el éxito de la investigación.

Al seguir en la lectura de la denuncia de Andiarios y la Flip, estos documentan cinco casos, pero nada se dice sobre el que involucra a los 8 profesionales y estudiantes de Derecho y Ciencia Política, de lo que también informa El Tiempo de hoy, con este titular:

“Por qué la jueza encarceló a los capturados del caso Andino,” que publica la dirección de internet, justicia@eltiempo.com

Quizá, según parece, porque en esta causa los periodistas no fueron expulsados de la audiencia pública, como sí ocurrió en:

  1. La conciliación entre Álvaro Uribe y Hollman Morris, 20/07/2016.

2. La imputación de cargos contra Carlos E. Correa, y el alcalde de Montería, Marco Daniel Pineda, 17/06/2017.

3. Audiencia contra el gobernador de Amazonas, 16/02/2017.

4. Caso en Medellín, 18/01/2017.

5. Valledupar, 23/08/2016.

¿Y la ciudadanía, qué?

La misma nota en comento, en su último párrafo, nos recuerda, que el Código de Procedimiento Penal establece que “la publicidad es uno de los principios que debe regir los procesos judiciales, pues protege los derechos al debido proceso y de la ciudadanía a conocer asuntos de interés público”.

Por qué entonces, el pie de página de la foto, del diario El Tiempo, donde se señala: “Con dos cordones de seguridad la Policía controló el acceso a los juzgados de Paloquemao,” página 4, “debes saber”.

Vimos también como in situ, algunos de los acompañantes universitarios, in situ, transmitían que la policía los conminaba a retirarse de la calle, impedidos como ya estaban de acceder a la audiencia, cuando protestaban en las afueras de los juzgados de Paloquemao, brindando solidaridad por cuatro días a sus compañeros, y/o colegas de derecho y ciencia política de la Universidad Nacional.

A estos jóvenes los cobija también la presunción de inocencia, hasta tanto no sean “vencidos” en juicio. A no ser que vaya a imponerse de nuevo, la “doctrina Ñungo”, de insultante recordación y aplicación, en los tiempos del así llamado “estatuto de seguridad,” donde la tortura y las desapariciones fueron “común ocurrencia”.

Urge entonces, que de nuevo se pronuncie, públicamente, el Colegio de Abogados de la Universidad Nacional, que el 30 de junio ofreció un comunicado que prueba la decencia y el interés porque la justicia colombiana no sea un haz de burlas, ni mucho menos un ejercicio discriminatorio, con el pretexto que se juzga a presuntos terroristas.

Es de esperar, igualmente, que la Facultad de Derecho y Ciencia Política, de clara tradición civilista, y la Universidad Nacional como un todo, se pronuncie al respecto, en estos tiempos oscuros, donde la paz vuelve a ser objeto de asechanzas de todo tipo, y la democracia una promesa incumplida en Colombia.

  • Profesor  Asociado, ciencia Política, Universidad Nacional
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s