Nosotros

El énfasis en la expresión SoloDemocracia plantea que más allá de lo que se proponga un actor político y de las ideas que tenga de cómo transformar la sociedad, hay unas reglas de juego (consensuadas y reguladas por la ley) que deben ser respetadas. Esta visión simple e instrumental de la democracia es la que permite la expresión y supervivencia de la pluralidad en una sociedad sin que las diferencias ideológicas devengan en formas de violencia.

SoloDemocracia significa —para decirlo en términos de Estanislao Zuleta— “más y mejores conflictos”. Más porque en una atmósfera de libertad se pueden expresar de manera más abierta las distintas opciones políticas y mejores, porque en un contexto democrático la interlocución de dichas opciones enriquece el debate, permite un mayor consenso y facilita el hallazgo de soluciones más equilibradas a los problemas de la sociedad.

SoloDemocracia implica, sobre todo, tener en cuenta la opinión del que no piensa como uno, del contradictor en un momento dado, pues su punto de vista es parte de la mirada global que hay que considerar frente a los problemas políticos.

Para expresarlo en palabras de Hannah Arendt: «nadie comprende adecuadamente por sí mismo y sin sus iguales lo que es objetivo en su plena realidad porque se le muestra y manifiesta siempre en una perspectiva que se ajusta a su posición en el mundo y le es inherente. Sólo puede ver y experimentar el mundo tal como éste es “realmente” al entenderlo como algo que es común a muchos, que yace entre ellos, que los separa y los une, que se muestra distinto a cada uno de ellos y que, por este motivo, únicamente es comprensible en la medida en que muchos, hablando entre sí sobre él, intercambian sus perspectivas».

SoloDemocracia no supone solo una afirmación  de los procedimientos legales ni del sistema de leyes, ni tampoco implica un ocultamiento de las graves contradicciones y desigualdades existentes, aunque sí valida la democracia y sus formas como el  medio por excelencia para lograr las transformaciones sociales y políticas que demanda una sociedad determinada. Y tiene claro como lo tenía Max Horkheimer de que «son ideológicas todas las formas de comportamiento humano que ocultan la verdadera naturaleza de la sociedad erigida con base en antagonismos».

SoloDemocracia vislumbra un camino hacia la igualdad, un camino hecho de debate y reglas de juego claras, entendiendo que en ese contrapunto social hay que apuntar y lograr un equilibrio entre los derechos humanos y los intereses generales de la sociedad.

Anuncios